Agencia Uno
{"multiple":false,"video":[]}

Una compleja situación fue la que vivió Bárbara Rivas de 28 años, médico general de la comuna de Chañaral, en la región de Atacama, luego que una jueza le pidiera el traslado en ambulancia de una menor del Sename que se encontraba en el recinto hasta el Hospital de Copiapó, con el fin que la niña recibiera atención psiquiátrica por su mal comportamiento.

Sin embargo, Rivas declinó concretar el traslado, debido a diversos puntos que expuso en su cuenta en Facebook donde denunció el hecho que la obligó a pasar la noche en un calabozo de Carabineros.

“Una supuesta jueza de Chañaral sin una identificación formal, ordenándome verbalmente, sin una orden escrita de tribunal, que tenía que trasladar al hospital de Copiapó”, señaló la médico, agregando que le explicó a la magistrado que quedaban muy pocas ambulancias y que “trasladar a alguien a Copiapó implica perderla por al menos 5 horas, y que mi deber es velar por el bien común y los 13 mil habitantes de Chañaral , que no puedo darme el lujo de trasladar a alguien que no tiene un criterio médico y perder un recurso que lo podría ocupar en alguien con riesgo vital”.

Estimados todos los que quieran leer: Soy médico general de zona en la comuna de Chañaral, donde somos 9 médicos para…

Publicado por Bárbara Rivas Valdivieso en Martes, 28 de agosto de 2018

Esta respuesta habría desatado la molestia de la jueza quien ordenó su inmediata detención a personal uniformado.

“La jueza de Chañaral ordena mi detención, dejando a Chañaral sin médico un sábado en la noche, Carabineros (muy respetuosamente) a vista de todas las personas que estaban esperando ser atendidas en la urgencia, me sacaron de mis servicios y me llevaron al calabozo, por el simple hecho de no querer que una niñita sea internada cuando no lo amerita”.

La firme determinación de la profesional de la salud fue respaldada por su diagnóstico, el que también plasmó en su muro de Facebook.

“Después de hacerle la debida evaluación médica a S, de 12 años, y darme cuenta que es una niñita brillante, respetuosa, atenta, cariñosa, capaz de explicarme la situación, decido que no tiene un criterio médico de traslado”, indicó.

Tras señalar que el tema está en manos de sus abogados y que el delito que se le imputa es improcedente, Bárbara Rivas dedicó unas palabras para su pequeña paciente de 12 años.

“A ti, mi querida S, lamento no haberte podido defender con más fuerza, porque tu mayor ‘enfermedad’ es haber nacido en el lugar equivocado, lamento que a tus papás se los hayan llevado las drogas, lamento que a tus 12 años tu preocupación sea que tu hermano no se vuelva un delincuente y no jugar”, expresó.

Tags:

Deja tu comentario