{"multiple":false,"video":[]}

La policía de Ohio y un menor de 10 años protagonizaron una persecución, luego de que el niño robara el automóvil de sus padres e ingresara a una autopista, según informó el medio Fox News.

Este hecho sin duda llama la atención, ya que en muchas ocasiones la policía de Estados Unidos se ha visto enfrentada a situaciones similares.

El niño conducía a una velocidad de 150 km/h y solo se detuvo luego de chocar con una señalética de la ruta.

No era primera vez en que el menor se veía involucrado en una situación así, ya que hace algunos días atrás había realizado algo similar, sin embargo, en esa ocasión no hubo ninguna denuncia.

 

Tags:

Deja tu comentario