{"multiple":false,"video":{"key":"crI5XzOzVDiIchvn33477","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Como Benjamín Vidal Pérez de 13 años, fue identificado una de las víctimas fatales del volcamiento de bus en el camino internacional a Mendoza.

El niño, que fue campeón mundial sub-13 en Austria y que vivía en Villarrica, era uno de los nueve representantes de la zona que viajaban a reforzar el contingente del equipo para participar de un torneo de fútbol en Paraguay.

Durante la jornada matinal, la familia se enteró sobre el deceso del menor, un niño cuya pasión era el fútbol y cuyo equipo favorito, Colo Colo, representaría en este frustrado viaje.

Julio Vidal, abuelo del niño, fue uno de los primeros en entregar su testimonio tras conocer la lamentable noticia. “Imagínese como se recibe una noticia como esta. Anduvo jugando en Austria, fueron campeones allá. Si le mostrabas una pelota lo dejaba todo por ir a jugar”, señaló, destacando la pasión de Matías por el balón pie.

Los padres del menor abordaron un avión desde Temuco con dirección a Santiago, para luego trasladarse a argentina para hacer los trámites de repatriación. 

 

Tags:

Deja tu comentario