Por Gabriela Segura
FOTO: @carabdechile

Una compleja situación se vivió el sábado pasado en la región de Tarapacá, debido a las sorpresivas lluvias que afectaron a Iquique y que provocaron la inundación de varias avenidas, socavones, corte de rutas y daños en viviendas.

Un informe de la Dirección Meteorológica de Chile enviado a distintos organismos como las Fuerzas Armadas, el Sernageomin y la Onemi, no advirtió este fenómeno y, por el contrario, avisó que sería una lluvia menor, muy fina y débil.

El documento -del 9 de febrero a las 6:55 de la mañana- muestra que en el sector costero las precipitaciones no superarían un milímetro. Sin embargo, éstas alcanzaron los 12,5 milímetros en un lapso de 3 horas.

Lee también Los efectos que han dejado las condiciones climáticas en la macro zona norte del país

El jefe de difusión y monitoreo del organismo, Arnaldo Zúñiga, explicó el error en la predicción, el que impidió que se decretara algún tipo de alerta para los habitantes de la ciudad.

“Es muy difícil este tipo de pronóstico. En el norte no llueve y cuando llueve es con el Fenómeno de la Niña y ahora estamos con el Niño. No estaban dadas las condiciones para pensar que se activaría más de lo normal“, explica el profesional.

Asimismo, reveló que hubo algunas fallas en las estaciones de monitoreo. “Las estaciones nuestras no marcaban tanta precipitación. Muchas fueron detectadas en estaciones que no son las oficiales”, aseguró Zúñiga.

La lluvias, que fueron lo equivalente a los últimos 10 años, provocaron la suspensión de la ruta que une Iquique con Alto Hospicio y la evacuación del centro comercial Zofri. 

Además, se habilitaron albergues y se entregó nylon a los vecinos para proteger sus viviendas.

Mira el documento completo acá:

 

Tags:

Deja tu comentario