{"multiple":false,"video":[]}

El escándalo del Banco Mundial está muy lejos de terminar luego que se revelara que desde el organismo internacional se modificaron las métricas para medir competitividad en el ranking Doing Business, y de paso, perjudicó la imagen económica de Chile durante los gobiernos de Michelle Bachelet.

Ante esta revelación, la presidenta Michelle Bachelet usó sus redes sociales para expresar preocupación sobre lo sucedido, indicando que “más allá del impacto negativo en la ubicación de Chile, la alteración daña la credibilidad de una institución que debe contar con la confianza de la comunidad internacional”.

Además, indicó que el Gobierno solicitará una investigación completa al Banco Mundial.

El mundo político tampoco quedó ajeno a esta problemática, por lo que el ex candidato presidencial, Marco Enriquez-Ominami, apuntó directamente a Sebastián Piñera, ya que estos informes también habrían buscado beneficiar la figura del presidente electo.

En su cuenta de Twitter, lamentó que este hecho “afectara economía familiar de hogares chilenos, al frenar inversión”, indicando que “eso puede ser un delito moral. A la altura de la colusión de empresarios amigos de Sebastián Piñera”.

Mientras tanto, la candidata del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, dijo que “Manipular cifras para infundir miedo a los cambios es inaceptable. Lo sabemos, no son “errores”, son operaciones contra la democracia”.

 

Tags:

Deja tu comentario