Los millennials son la generación conocida por su baja preparación en la inserción laboral, vivir con los padres y sin grandes aspiraciones sobre su futuro.

Estos mitos que se han generado en torno a los jóvenes de 15 a 24 años han sido derribados por el estudio Millennials en América Latina y el Caribe: ¿trabajar o estudiar? .

Con un trabajo de análisis que albergó a más de tres mil jóvenes de las regiones más pobladas del país (Metropolitana, Valparaíso y Biobío) los millennials chilenos están lejos de alcanzar esa definición.

Te puede interesar: ¿Qué tienen en común? Más Deco publicará ranking con nombres de jóvenes que serán “futuros líderes”

El estudio arrojó que los jóvenes tienden a sobreestimar la expectativas de ingresos laborales, alcanzando cifras que difieren de la realidad del país, por lo que buscan un salario mínimo 30% superior al legal.

Ante sus aspiraciones futuras, las respuestas fueron prácticas, nadie quiso ser futbolista o millonario, optando por trabajos similares a sus cercanos y familiares.

Pese a que buscan a ascender social y económicamente, los millennials están seguros que a lo que aspiran llegarán a ser.

La encuesta mostró que los jóvenes poseen altos niveles de habilidades técnicas y de lenguaje, destacándose en el dominio de cómo usar computadores, teléfonos, tablets, lectores de código de barras y navegación por Internet. El 29% de los participantes reportó hablar inglés fluidamente.

Nini

Junto a los millennials podemos encontrar una subcategoría que abarcan estos jóvenes: Los ninis.

El estudio reveló que los jóvenes que no trabajan, ni estudian poseen habilidades no cognitivas similares a las de los demás. Son afables, responsables, emocionalmente estables y reportan una autoestima y satisfacción con la vida.

Te puede interesar: Destacan a Camila Vallejo en el top 20 de jóvenes líderes de la política mundial

Por otra parte, los ninis muestran una alta incidencia de relaciones sexuales desprotegidas y de consumo de drogas, mientras que los jóvenes que estudian y trabajan a la vez presentan más conductas de riesgo en cuanto al porte de armas, consumo de marihuana, consumo excesivo de alcohol, sobrepeso y obesidad, así como una mayor incidencia de síntomas de depresión.

Otra importante hallazgo del estudio es que los ninis en Chile no están en una situación de inactividad, ya que el hecho que estén alejados de los estudios y el mercado laboral se debe a factores como: Labores de hogar (83%) y cuidado de personas (59%).

Los hombres dejan los estudios para trabajar en forma remunerada y las mujeres lo hacen sólo si cuentan con una red de apoyo que les permita complementar sus actividades.

Frente a estos datos el informe cambió el paradigma de esta subcategoría, ya que precisó que si en las estadísticas laborales aparecen como ninis, en la práctica están lejos de serlo.

 

Tags:

Deja tu comentario