{"multiple":false,"video":{"key":"cr56Niem7jKachvn31719","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Indignación causó una foto donde se ve un joven en silla de ruedas esperando subir a un ascensor diseñado para personas como él en el Metro de Santiago.

En esta imagen se ve a un grupo, aparentemente sin problema alguno, que no lo deja avanzar”, a pesar que la preferencia siempre es para personas con movilidad reducida.

El protagonista de esta historia es Jonathan Riquelme, quien sufre una atrofia muscular espinal, lo que significa que, con el paso del tiempo, va perdiendo su capacidad de moverse.

“Llevo 15 años transitando en Metro, micro y es algo cotidiano”, cuenta Jonathan, quien ya no tiene tiempo para sentir frustración.

“Si tú le preguntas a cualquier persona que venga bajando al Metro te dice no es exclusivo, es preferencial”, cuenta, destacando la curiosa respuesta que ha recibido de otros usuarios del tren subterráneo.

El pasado lunes el Senadis entregó fondos por casi $700 millones a diversos proyectos que trabajan en el área de la discapacidad.

“Lo que hacen estos proyectos es meterse en ese espacio, de generar una cultura nueva y visibilizar la situación de personas con problemas de discapacidad”, señaló Marcos Barraza, Ministro de Desarrollo Social.

Tags:

Deja tu comentario