{"multiple":false,"video":{"key":"csjjdo4aGvlschvn37082","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

A eso del mediodía de este jueves, la menor Monserrat Sarmiento fue dada de alta, luego que hace algunas fuera trasplantada de corazón, operación por la que esperó tres años.

La pequeña tenía solo una semana de vida cuando fue operada por primera vez. Se le instaló un marcapasos debido a una cardiopatía congénita, pero después de algunos años el aparato dejó de ser una solución. Se descompensó e ingresó a la lista nacional de espera por un trasplante de corazón. A sus seis años ya era prioridad nacional.

La esperada intervención finalmente se realizó la tarde del pasado 8 de junio, solo unas horas después de recibir el aviso. Una familia cumplía la voluntad de donar de una joven de 15 años, quien falleció tras un accidente de tránsito. La operación se prolongó por más de doce horas, y aunque el nerviosismo fue inevitable, al terminar el resultado solo dejó alegrías.

Los avances fueron inmediatos. Monserrat dio sus primeros pasos solo una semana después y nuevas energías le permitieron rápidamente conversar, jugar y comer.

Ahora, a poco más de un mes de la operación, este jueves dejó Hospital Clínico de la Universidad Católica, el recinto donde prácticamente vivió durante los últimos cuatro años, luego que fuera dada de alta.

“Estoy muy contenta, porque al fin me voy a casa sin ninguna máquina”, declaró al salir del hospital.

 

Tags:

Deja tu comentario