{"multiple":false,"video":[]}

Las empresas a cargo de la operación de las carreteras en la capital y que funcionan bajo la modalidad de cobro electrónico o tag, denunciaron un déficit de un 30% en sus ingresos, producto de la alta morosidad que mantienen muchos conductores que usan las vías sin pagar su cuenta.

Según un balance de las operadoras, que publicó diario Pulso, en Costanera Norte, Autopista Central, Vespucio Norte y Vespucio Sur, la morosidad acumulada creció en relación con la suma total de ingresos correspondiente a 2016, que alcanzó los US$639 millones.

El desglose de los montos adeudados por cada compañía indica que Autopista Central acumuló hasta el año pasado $58.650 millones en deudas de clientes, cifra que podría aumentar a los $97.108 millones por intereses.

Por su parte, Costanera Norte suma $148.355 millones en deuda de sus clientes, Autopista Vespucio Sur $117.575 millones y Vespucio Norte, $22.715 millones.

Entre las principales causas de esta morosidad se encuentran el aumento del flujo vehicular en la ciudad y el alza sostenida de las tarifas.

Tags:

Deja tu comentario