{"multiple":false,"video":{"key":"cpmzbvGA3oR0chvn12344","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

La muerte de un carabinero de 30 años en la conmemoración del día de “joven combatiente” tiene abatida a su institución.

Alejandro Rodrigo Gálvez Gálvez murió al recibir un impacto que entró por la costura del cuello del chaleco antibalas.

El cabo segundo -mártir 1181 de la institución- dejó a un hijo de 7 años y a su mujer que está embarazada. Pertenecía a la tenencia Carlos Valdovinos y su velatorio será en la iglesia de Carabineros.

Mahmud Aleuy, subsecretario del interior, dijo sobre este hecho que “presentaremos una querella. Esperamos que la investigación llegue a buen puerto y se le den entre 30 y 40 años a quien cometió este hecho. No estamos disponibles para que el lumpen asesine a un Carabineros en el país”.

El cabo segundo Alejandro Rodrigo Gálvez Gálvez llevaba 9 años y medio como uniformado.

Tags:

Deja tu comentario