{"multiple":false,"video":[]}

Una insólita historia sacada de un cuento es lo que le ocurre a Ana López Duarte (74), quien desde hace 48 años el Registro Civil la dio por fallecida debido a una denuncia por presunta desgracia, hecho ocurrido cuando ella tenía solo 24 años.

Según relata el artículo de esta nota publicada en el diario Líder de San Antonio, la mujer se dio cuenta de esta terrible situación para las elecciones presidenciales del año 2006 cuando quería ir a renovar su carné, instante en que no se lo permitieron porque aparecía como fallecida.

“A mí, mis papás me casaron a la fuerza. Fue un matrimonio de esos arreglados. A mí él (su esposo) no me gustaba, porque no me daba una buena vida, así que decidí escaparme de la casa. Entonces él hizo la denuncia por presunta desgracia. Eso es lo que sale en los informes del Registro Civil”, relató al medio de la Quinta Región.

El problema surge y se siente aún más, ya que cuando quiere ir a algún centro de salud no puede hacerlo porque simplemente ‘no está viva’, hecho que, además, le imposibilita cobrar su pensión, la que le ayudaría a pagar parte de sus gastos propios de la edad, así como los millones de pesos en abogados que tuvo que contratar para que regularizaran su situación. Realidad que hoy, 48 años después, aún no se soluciona.

Tags:

Deja tu comentario