{"multiple":false,"video":[]}

Un caso digno de la peor película de terror se produjo en Rusia, luego de que una mujer que fuera por un procedimiento médico de rutina y en una intervención que no significaría mayores complicaciones, terminó falleciendo debido a una gran negligencia médica.

La víctima, según informa el portal online de Publimetro, da cuenta que debieron haberle inyectado una solución salina, no obstante, le pusieron formaldehído, una sustancia que se ocupa para poder embalsamar cuerpos.

Producto de esto la mujer, identificada como, Ekaterina Fedyaeva (27), comenzó con convulsiones para luego quedar en estado de coma y días después perder la vida.

Tags:

Deja tu comentario