Pucón es uno de los destinos favoritos de este verano para los turistas chilenos y extranjeros, muchos de los cuales ya se encuentran planeando su viaje, considerando además el arriendo de casas y departamentos a través de las plataformas online.

Sin embargo, desde el 30 de diciembre de 2019, una ordenanza aprobada por el Concejo Municipal de Pucón permitirá aplicar sanciones a quienes vendan alojamientos de forma informal y a los turistas que arrienden estos inmuebles.

Lee tambiénNi toallas, ni shampoo: Estos son los artículos más sorprendentes que han robado en hoteles de lujo

Con multas que van de 1 a 5 UTM (entre $49.673 a $248.365 pesos), esta medida busca dar más seguridad a los visitantes que arriban a la zona buscando arriendos a través de plataformas como Despegar, Booking y Airbnb.

“Nosotros no vamos a permitir que, por ejemplo, condominios que tienen un reglamento de copriopiedad y que nacen con el sentido de tener un uso de viviendas sean utilizados de mala manera, de forma comercial, y que vayan en desmedro de la calidad que promovemos en nuestro destino”, señaló al respecto la directora de Desarrollo Económico, Fomento y Turismo de la Municipalidad de Pucón, Carolina Ruiz.

Esta iniciativa crea además una unidad de fiscalización especial de alojamientos, la cual será integrada por funcionarios municipales, quienes podrán pedir ayuda a Carabineros si se necesitase.

El concejal Cristian Hernández Schmidt indicó al sitio Libertad Digital que “el llamado es a cumplir las normas y formalizarse. El verdadero problema del mercado informal de alojamientos de Pucón tiene nombre y apellido. El mismo que por una falta de planificación que se debió abordar hace años atrás, hoy nos ha traído problemas ambientales, deformación del paisaje, descalabros económicos, desigualdad y división social entre nuestra propia gente”.

Por su parte, Carolina Ruiz, directora de Desarrollo Económico, Fomento y Turismo de la Municipalidad de Pucón señala que la ordenanza nace por la “gran caída de las reservas en alojamientos formales, producto del gran crecimiento que ha tenido la comuna en el tema inmobiliario“.

“Hoy mucha gente que hace negocio con los departamentos que compra acá, no los adquiere para hacer turismo, más bien para hacer negocio, uso comercial, para arrendarlo a turistas en un precio muy menor al que cuesta una cabaña y que no paga impuestos ni da boleta”, agrega.

Tags:

Deja tu comentario