{"multiple":false,"video":{"key":"csdH5uE29rD8chvn36345","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Multitudinario fue el funeral del cabo Óscar Molina, donde durante la ceremonia de despedida en Cañete, el Gobierno anunció que enviará un proyecto de ley para modificar las penas para los menores que cometan delitos graves.

Además, esta jornada, Carabineros aseguró que material audiovisual desmentiría la versión que entregó el menor imputado por el crimen que se entregó y se adjudicó este asesinato, al decir que había confundido al funcionario con un sicario.

“Yo creo que esta muestra de tanto cariño da cuenta que el país quiere decir que ya basta… aquí no hay un problema de los jueces, hay un problema de ley y las leyes tienen que ser modificadas”, aseguró Solange Lavandero, la cuñada del nuevo mártir de la institución.

“Llegó el momento de modiciar esa ley y vamos a hacer una propuesta al Congreso Nacional para que tengan penas más severas los jóvenes de más de 14 años”, aseveró el ministerio del Interior, Andrés Chadwick.

Deja tu comentario