{"multiple":false,"video":{"key":"crNvWQcRORDWchvn34132","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Tras un año de funcionamiento del Plan Comercio Justo, que busca erradicar a los vendedores sin autorización de la comuna y potenciar a los locatarios establecidos, el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, acompañado de Carabineros y la Policía de Investigaciones, anunció que ya comenzaron las multas a quienes compren en el comercio ambulante ilegal.

“Lo ideal es que las personas no les compren a los ambulantes ilegales, pero llevamos más de un año haciendo este mismo llamado y los ambulantes ilegales han aumentado, justamente porque hay personas que les compran, por eso mismo estamos implementando esta medida, porque sin clientes, no hay ambulantes ilegales”, dijo el alcalde Alessandri.

Las infracciones son cursadas por un equipo especializado de inspectores encubiertos que opera en el Casco Histórico de Santiago, acompañados por Carabineros de civil.

El alcalde detalló que “hasta el momento hemos cursado 12 infracciones a los clientes de los ambulantes ilegales y muchos de ellos estaban conscientes de la falta y se comprometieron a no volver a comprar. Por lo general son artículos de mil o dos mil pesos, pero las multas pueden ser hasta 140 veces más que eso”.

De acuerdo al artículo número 66 de la ordenanza 59 de la Municipalidad de Santiago, que regula el comercio estacionado y ambulante en bienes nacionales de uso público, quienes promocionen, compran o vendan, o realicen cualquier otra transacción de mercadería sin autorización, pueden ser sancionados con multas que van desde los $46.692 hasta $140.076, es decir, desde una 1 a 3 UTM.

Tags:

Deja tu comentario