{"multiple":false,"video":{"key":"crIHztIvhkyMchvn33502","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Vecinos del casco histórico de Santiago están cansados del mal olor que se produce por el orín que hay en la calle, responsabilidad de quienes utilizan la vía pública como baño, hecho que hasta el día de hoy se considera como un delito.

Ante esto, la Municipalidad de Santiago comenzará a multar a quienes orinen en las calles, alcanzando una multa de 1 UTM, es decir, $50 mil aproximadamente. Al mismo tiempo instalarán señaléticas que prohíban esta actividad biológica.

A partir de marzo, el municipio también pondrá en marcha un plan de acción que busca disminuir este problema mediante el uso de maquinaria especializada que limpie las calles que ya se encuentran manchadas.

Estación Mapocho, Plaza de Armas, Merced, un costado del cerro Santa Lucía y las afueras del restaurant La Piojera, son los espacios más afectados por este mal uso público de las calles, por lo que ya está permitido que se realice un cierre perimetral en las zonas.

 

Tags:

Deja tu comentario