{"multiple":false,"video":{"key":"crHmTtxVNcPSchvn33300","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Pasado el mediodía de este jueves, Nicanor Parra fue sepultado en su casa de Las Cruces, donde pasó sus últimos años de vida, luego de una misa privada, reservada a su familia y a la que asistió además la presidenta Michelle Bachelet.

Los restos del antipoeta, que murió este martes a los 103 años, fueron retirados cerca de las 7:30 horas desde la Catedral Metropolitana, donde tuvo un velatorio abierto al público.

El ataúd de Parra estuvo todo el tiempo cubierto de una colcha tejida por su madre, y encima un letrero con la leyenda “Voy & Vuelvo”, que el autor utilizó en una de sus más famosas obras visuales, un crucifijo en el que no estaba Cristo.

El cortejo fúnebre demoró unas tres horas en cubrir la distancia entre Santiago y Las Cruces, donde se realizó una misa privada en la parroquia Nuestra Señora de la Asunción.

Tras la liturgia, el cuerpo de Nicanor Parra fue sepultado en la que fue su casa, que forma parte del llamado “Litoral de los Poetas”, dado que al norte está Isla Negra, con la casa y tumba de Pablo Neruda, y hacia el sur se ubica Cartagena, con la casa y tumba de Vicente Huidobro.

En tanto, Municipalidad de El Tabo ofrecerá en la vecindad un espectáculo artístico en homenaje a Nicanor Parra, con la Agrupación Cultural de Las Cruces, el guitarrista clásico Nicolás Venegas y el tesoro humano vivo 2017 “Los Madariaga”.

Tags:

Deja tu comentario