{"multiple":false,"video":{"key":"cr4fb5eJuRWMchvn31523","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Una investigación periodística realizada por “La Mañana” (CHV) reveló que una niña de 13 años falleció esperando un trasplante al corazón.

Según los informes, la menor -identificada como Daniela Belén Vargas- murió producto de un infarto al miocardio en 2015, debido a una insuficiencia cardiaca.

Cuando comenzó a presentar problemas de salud, la justicia decidió sacarla de su casa y enviarla a un centro del Sename en la ciudad de Castro, debido a la “precariedad familiar y social” que detectaron en su hogar.

Luego, debido a una miocardiopatía dilatada, la menor fue examinada la Red Clínica de la UC, cuyo comité ético evaluaría su posible ingreso a la lista de espera de trasplantes de corazón.

Finalmente, esto no se concretó debido a la “precariedad familiar, social y personal de la paciente”, decisión que quedó estipulada en un documento que habría sido avalado por el Ministerio de Salud.

En el texto se advierte que la paciente podría ser reconsiderada, en caso que se demuestre que contará con los cuidados necesarios tras una operación.

Tags:

Deja tu comentario