{"multiple":false,"video":[]}

Lo que era un paseo tranquilo a las orillas del mar, terminó transformándose en un lamentable hecho que por suerte no pasó a mayores.

Una pequeña de dos años se quemó los pies producto de una brasas mal apagadas en plena playa del balneario Primeras Piedras. La menor se alejó de sus padres por un segundo y al no verse el fuego mal apagado, se quemó sus extremidades, según consignó El Periscopio.

Sus padres corrieron con la menor a la orilla del mar para remojar y calmar el dolor para luego trasladarla a un centro hospitalario de la ciudad. Minutos más tarde sería derivada al Hospital de Iquique.

“Personas que andaban en un auto Suzuki Swift color plomo hicieron un asado en la arena…y no se dieron el tiempo de apagar las brasas”, denunció una persona cercana a la menor a través de redes sociales.

Tags:

Deja tu comentario