{"multiple":false,"video":[]}

Arya Permana es el nombre del menor que se hizo conocido como el “niño más obeso del mundo” en el año 2016, ya que, con tan solo diez años, llegó a pesar cerca de 200 kilos.

El menor proveniente de una isla de indonesia “solo comía y dormía”, según relataron sus padres al medio británico The Sun.

Tras someterse a una dieta durante los últimos nueve meses, el niño volvió a sorprender por su pérdida de peso y el gran cambio de apariencia que surgió como consecuencia de la estricta dieta a la que se sometió.

Sus padres fueron quienes impulsaron esta dieta, y decidieron tomar esta medida extrema en beneficio de la salud del menor mediante la eliminación del azúcar y carbohidratos.

El menor además se sometió a una cirugía de banda gástrica, la que ayudó también a que consiguiera perder más de 70 kilos en menos de un año.

 

Tags:

Deja tu comentario