{"multiple":false,"video":[]}

En Estados Unidos, un niño de 13 años recibió una particular lección luego de que él se burlara de algunos de sus compañeros de curso por no usar ropa de marca. Su madre, tras enterarse del hecho, decidió hacer algo al respecto y enseñarle que el vestuario no define nada ni a nadie.

Cierra Brittany Forney es la madre de este niño, quien dio la vuelta al mundo tras publicar su reprimenda en Facebook. En el escrito junto a una imagen, la mujer explicó que llevó a su hijo a una tienda donde venden artículos usados, específicamente, al mismo local donde uno de sus compañeros compraba la ropa de la cual su hijo se había burlado.

Una vez en el lugar, le pasó veinte dólares para que comprara el vestuario que usaría durante toda la semana.

“Si tienes que degradar a otras personas por dónde compran, entonces tú también comprarás allí”, fue lo que le dijo Cierra a su hijo. Tras esto el niño se mostró evidentemente molesto e incluso lloró un poco, pero finalmente aprendió una lección.

La publicación ha sumado miles de comentarios, entre ellos, muchos criticando el actuar de la madre. Sin embargo, ella salió al paso de estos comentarios negativos, señalando que “Mi hijo aprendió una valiosa lección de esto y creo que será sólo otra historia que podemos agregar a la memoria de nuestra vida. No hice esto para castigarlo, lo hice para enseñarle que las marcas y el dinero no cambian quienes somos como personas”.

 

Tags:

Deja tu comentario