{"multiple":false,"video":[]}

Se trata de una de las marcas de detergente más populares de Chile y que ha quedado arraigado en la memoria de los connacionales debido a su antigüedad y permanencia en las góndolas de supermercados y locales comerciales desde 1948.

Pero ahora, el popular “Jabón Popeye”, no pretende combatir solo las manchas, sino también a la multinacional Unilever, dueños de marcas como “Omo” y “Drive”, entre varias otras, los que son acusados de competencia desleal y dumping predatorio.

Según información publicada por radio Bio Bio, el gerente comercial de la Industria de Jabones S.A, Pablo Maritano, dueño de “Jabón Popeye”, señaló que pese a haber firmado en 2014 un acuerdo para mejorar las prácticas comerciales entre las principales marcas de detergente, “Unilever” estaría infringiendo este documento, ya que la multinacional se encontraría realizando ofertas a precios predatorios y de remate a productos que compiten con “Popeye”, lo que genera un ahogo al resto del mercado.

Por eso la longeva marca chilena decidió presentar una denuncia ante la Fiscalía Nacional Económica (FNE) en contra de la multinacional, acusando prácticas abusivas que afectan la libre competencia.

Tags:

Deja tu comentario