{"multiple":false,"video":{"key":"crNhK8Ofp6jWchvn34101","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Durante la mañana de este martes en el Palacio de La Moneda, la presidenta Michelle Bachelet firmó el proyecto de ley de Nueva Constitución.

En la instancia la mandataria recordó que “en octubre de 2015 abrimos el Proceso Constituyente a un verdadero diálogo cívico, para que la nueva Carta Fundamental fuera una construcción colectiva, legítima, y que nos permita asumir los nuevos desafíos del Chile de hoy”.

Entre abril y agosto de 2016 el proceso contó con 204.000 personas que dialogaron en encuentros y cabildos ciudadanos, y con otras 17.000 personas que participaron en la consulta indígena constituyente.

Respecto a lo anterior Michelle Bachelet aseguró que “el resultado de ese diálogo fue procesado, sistemática y respetuosamente, por el Consejo Ciudadano de Observadores y el Comité de Sistematización, dando lugar a la entrega de las Bases Ciudadanas del Proceso Constituyente”.

¿Qué cambios representa la Nueva Constitución?

La nueva Carta Magna “en una materia inaplazable, reconoce a los pueblos indígenas como parte fundamental de nuestro orden constitucional, debiendo el Estado promover y respetar su integridad, sus derechos y cultura”, dijo la mandataria.

Toda persona vulnerada en sus derechos podrá recurrir ante cualquier tribunal ordinario de primera instancia y solicitar su tutela, cuestión que podrá ser apelable ante el Tribunal Constitucional.

El proyecto profundiza la democracia a través de mecanismos de innovación democrática como lo es la iniciativa ciudadana de ley que podrá activar el 5% de los ciudadanos con derecho a sufragio.

En materia de justicia constitucional, se elimina el control preventivo que puede hasta hoy requerir una minoría ante el Tribunal Constitucional, y sólo se podrá controlar obligatoriamente ciertas leyes con un quórum de cuatro quintas partes.

En cuanto al mecanismo de generación de una Nueva Constitución, “el proyecto recoge la propuesta que presenté en abril del año pasado al Congreso Nacional, y se propone que sea una Convención Constitucional”, dijo.

El texto resultante “debe ser aprobado en un plebiscito final donde los ciudadanos y ciudadanas expresen si aprueban o rechazan ese nuevo texto”, afirmó la Presidenta.

 

Tags:

Deja tu comentario