Este jueves, Patricia Méndez del Campo asumió el cargo de directora del Servicio de Salud Metropolitano Central, elegida vía Alta Dirección Pública.

Sin embargo, según publica The Clinic, la profesional recibió una condena en el año 2017 por practicar un procedimiento “negligente”, cuando trabajaba en el Hospital El Carmen de Maipú en 2015.

La afectada, Marta Niemann, relató al medio que llegó hasta el recinto hospitalario tras ser derivada desde un Cesfam para ser operada de un lipoma (tumor benigno) en la cadera derecha.

Ya dentro de pabellón, la mujer le comentó a la doctora que había observado una dureza en el brazo izquierdo. Sin examen previo, Méndez decidió en ese momento operarla del brazo, considerando que eso podía ser más peligroso que el lipoma.

Aunque Niemann insistió en esperar los resultados de los exámenes de la zona, la doctora se negó. “Yo soy la doctora y sé lo que hago”, habría dicho según su relato.

Según los antecedentes judiciales, la profesional la operó solo del brazo y, al intentar un trozo del tumor, “le pasó la mano y se llevó por delante el nervio radial, que permite el movimiento de la mano”.

La paciente asegura que, tras la intervención, el brazo quedó inutilizable: “No tengo movimiento, ni fuerza ni sensibilidad en mi brazo izquierdo. De hecho, ni siquiera puedo andar en bicicleta”.

 

Tribunales consideró que Niemann sufrió un “daño moral” y avaluó el perjuicio, del que hace responsable al Servicio de Salud Metropolitano Central, en 10 millones de pesos. Este fallo, que fue apelado, se encuentra pendiente para una decisión final en la Corte de Apelaciones de Santiago.

Tras ser consultada por el nuevo cargo de Méndez del Campo, la afectada señaló a The Clinic que es algo “preocupante”, debido a que la doctora “no garantiza en lo más básico las necesidades de los usuarios del sistema público de salud; no garantiza en su ejercicio profesional el respeto hacia los usuarios y atenderlos como sujetos de derechos”.

Tags:

Deja tu comentario