{"multiple":false,"video":[]}

Los trabajadores industriales en el sudoeste de Alemania lograron reducir a 278 horas su jornada laboral semanal, como parte de un acuerdo que podría beneficiar a millones de empleados en todo el país.

De este modo, los obreros podrán disminuir su horario semanal de 35 a 28 horas hasta por dos años, con el fin de dedicar más tiempo al cuidado familiar.

El acuerdo, que beneficiará a casi un millón de trabajadores en el estado de Baden-Württemberg, también incluye un aumento salarial del 4,3%.

Esta normativa fue lograda por IG Metall, el mayor sindicato alemán, que representa a 2.700.000 operarios e ingenieros del sector metalúrgico.

Según los especialistas en materia laboral, este acuerdo significa un cambio en la mentalidad de la clase obrera y los empleadores de Alemania, dado que reconoce la necesidad de compatibilizar la vida familiar y la carga laboral.

Tags:

Deja tu comentario