Agencia UNO

En una nueva jornada de manifestaciones en Concepción, donde se registraron 19 personas detenidos, la oficina de Jacqueline van Rysselberghe fue víctima de un ataque incendiario.

En medio de las protestas sociales que se llevaron a cabo este jueves, la sede parlamentaria ubicada en calle Angol con avenida O’Higgins fue atacada por manifestantes.

Lee también: JAK: “Chile no ‘despertó’, es el presidente que eligieron los chilenos el que se quedó dormido”

Desconocidos lanzaron artefactos incendiarios hacia el interior, provocando un incendio en el primer piso.

Agencia UNO

Fue necesaria la presencia de tres compañías de bomberos, quienes gracias a su rápido actuar, pudieron controlar las llamas.

“Así actúa la extrema izquierda y por lo tanto nosotros les decimos que no nos vamos a cansar, que no nos van a asustar y que vamos a seguir defendiendo el orden público, vamos a seguir apoyando a Carabineros, vamos a defender la institucionalidad y vamos a seguir defendiendo la clase media, la familia, el trabajo bien hecho y el orden”, declaró la senadora a La Tercera.

Lee también: El día después de Evelyn Matthei dirigiendo el tránsito: “No podía creer que esto se haya farandulizado”

Agencia UNO

“Esto no era saqueo, no era lumpen, esto era violencia política para tratar de callarnos, para tratar de que no hablemos, para tratar de imponer por la fuerza y por la violencia su ideología totalitaria”, agregó.

Cabe mencionar que esta oficina la compartió con su hermano, el diputado Enrique van Rysselberghe, quien también tuvo palabras para calificar este acto. “El ataque sufrido por nuestra sede parlamentaria en Concepción es resultado de un cobarde ataque de violencia política perpetrado por intolerantes que no miden consecuencias”, afirmó.

Tags:

Deja tu comentario