El jugo extraído de frutas y verduras tiene cantidades concentradas de vitaminas, minerales y otros nutrientes para las plantas. Si tiendes a evitar las frutas y verduras frescas, congeladas o enlatadas, el jugo puede proporcionarte una manera conveniente y refrescante de obtener una dosis saludable de nutrientes que se absorben fácilmente.

Pero al exprimir frutas y verduras, parte de la fibra saludable y de relleno se pierde. Esto se debe a que los extractores de jugo separan el jugo de la pulpa y las pieles ricas en fibra.

“Pierdes fibra de los jugos de frutas y verduras y eso hace que los jugos tengan la capacidad de aumentar su azúcar en la sangre de una manera más dramática que si comieras la fruta o verdura real”, dijo Robin Foroutan, un dietista de medicina integral y portavoz de la Academia de Nutrición y Dietética.

Además de la fibra, también pierdes algunos polifenoles y antioxidantes que se encuentran en la médula de las frutas cítricas y las pieles de frutas y verduras que no se pueden extraer tan eficazmente en los jugos caseros, explicó Mario G. Ferruzzi, profesor del Departamento de Alimentos, Bioprocesamiento y Ciencias de la Nutrición en la Universidad Estatal de Carolina del Norte.

Si eliges jugo, no te demores en beberlo. “Es mejor beber el jugo de inmediato, porque la actividad de los antioxidantes y las enzimas disminuye con el tiempo”, dijo Foroutan.

Los antioxidantes ayudan a equilibrar la inflamación, mientras que las enzimas (como las que se encuentran en la piña) ayudan con la digestión. Si estás tomando jugo y planeas beber el jugo más tarde, es mejor guardarlo en un recipiente de vidrio hermético, refrigerarlo y consumirlo en un día, explicó Foroutan.

Los exprimidores prensados en frío no generan calor como lo hacen los exprimidores centrífugos, y el calor destruye las enzimas que se producen. Sin embargo, los exprimidores centrífugos probablemente no se calientan lo suficiente como para destruir las enzimas u oxidar los nutrientes, explicó Foroutan. “No creo que el calor generado sea suficiente para matar las enzimas o los nutrientes de la manera en que lo hace el cocinar los alimentos”, dijo Foroutan.

Lee también: Nace una bebé con el corazón fuera del tórax en Bolivia

Minimizando las pérdidas de nutrientes en el jugo

Para minimizar la pérdida de fibra, puedes combinar parte de la pulpa nuevamente dentro del jugo. De acuerdo con la Academia de Nutrición y Dietética, puedes salvar la pulpa usándola para fortificar otros alimentos, como las pastas para pasteles o los muffins, el arroz cocinado o las sopas.

Otra opción es usar un procesador de alimentos o una licuadora en lugar de un exprimidor para hacer jugos de frutas o vegetales. Esto permitirá que la pulpa rica en fibra permanezca en el jugo, lo que puede hacer que te sientas satisfecho por más tiempo.

Un estudio reveló que la mezcla proporciona otros beneficios sobre los jugos. Específicamente, los jugos que se habían preparado mezclando frutas enteras tenían acciones antioxidantes más fuertes y contenían cantidades más grandes de compuestos fenólicos que los jugos que se habían preparado al exprimir la pulpa de la fruta. Sin embargo, los niveles de vitamina C en jugo de manzana, pera y naranja mandarina fueron significativamente más altos en el jugo que se exprimió, en lugar del que se mezcló.

Lee también: Por eso estamos gordos: Comida chatarra aumentó alarmantemente sus calorías en los últimos 30 años

La última gota

Si bien los jugos pueden ayudarte a consumir nutrientes importantes, no debes desplazar frutas y verduras enteras en tu dieta. Además, el simple hecho de cambiar la forma de frutas y verduras no te ayudará a perder peso ni a deshacerte de las toxinas, a pesar de las afirmaciones populares de salud. De hecho, limitar tu dieta a tomar frutas o verduras puede hacer que pierdas importantes nutrientes como proteínas y grasas saludables.

Finalmente, ten en cuenta que si bien los jugos contienen azúcares naturales, siguen siendo una fuente concentrada de calorías, incluso para algunos jugos de vegetales como la zanahoria o la remolacha. Por lo tanto, si estás controlando tus niveles de azúcar en la sangre o tratando de controlar los carbohidratos o las calorías, asegúrate de controlar tus porciones de jugo y limitarlas a 4 onzas o ½ taza.

Tags:

Deja tu comentario