{"multiple":false,"video":[]}

Una ola de frío que asola la mayor parte de la superficie de Estados Unidos y que ha batido récords de bajas temperaturas se cobró la vida de al menos tres personas en el país en los últimos días de 2017.

El fallecimiento de dos personas en el estado de Wisconsin, supuestamente a causa del frío extremo, es uno de los efectos de las peligrosas temperaturas alcanzadas en el territorio estadounidense en las últimas fechas, según informaron los medios locales.

La primera de las dos muertes, con signos de hipotermia y que aún continúan siendo investigadas, correspondió a un hombre de alrededor de 50 años que fue encontrado en un callejón cercano a su casa en la mañana del 31 de diciembre.

El segundo cuerpo, de otro hombre de 34 años, fue hallado en otra ubicación de la misma ciudad, Milwaukee, durante la tarde del último día del año.

Además, otro hombre falleció en el estado de Dakota Norte a causa de la exposición al frío, tal y como informó la Policía de Bismarck.

La Policía señaló a través de su perfil de la red social Facebook que recibieron una llamada a las 8.30 hora local del 30 de diciembre sobre el hallazgo de un cadáver correspondiente a un adulto de 52 años, que yacía sobre la nieve cerca del río Misuri.

Los tres fallecimientos atribuidos a las extremas condiciones meteorológicas se enmarcan en un contexto en el que el Servicio Nacional de Meteorología emitió nuevas alertas de frío este martes sobre prácticamente todo la superficie del país, de sur a norte desde el estado de Texas hasta Canadá, y de oeste a este desde Montana al área de Nueva Inglaterra.

La situación también se ha hecho sentir en una zona poco habituada a estas temperaturas tan bajas como es el estado de Florida, provocando incluso el cierre de un parque acuático en la ciudad de Orlando desde este 1 de enero.

Tags:

Deja tu comentario