{"multiple":false,"video":{"key":"crJal85TyJ9cchvn33543","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

La ya conocida “nevada del siglo” sepultó la capital rusa bajo un manto de medio metro de nieve, provocando la caída de dos mil árboles, uno de los cuales mató a una persona, paralizó el tráfico y obligó a cancelar decenas de vuelos.

“Esta nevada ha traído el mayor número de precipitaciones de toda la historia. El máximo anterior se registró en 1957”, informaron los servicios meteorológicos de Moscú.

Se espera que al final del domingo la nieve supere ya los 60 centímetros, el doble de lo habitual para el ecuador del invierno ruso, a lo que se suma una brusca caída de las temperaturas, que alcanzarán esta noche los 13 grados bajo cero.

Entre el sábado y las primeras horas de este lunes habían caído ya 23 milímetros de nieve, lo que suponía un 64 % de la norma mensual, que se verá superada el lunes, según los pronósticos.

Cabe destacar que la ola polar también ha afectado enormemente a España y Francia, países que registran gélidas temperaturas, generando diversos problemas viales.

Tags:

Deja tu comentario