{"multiple":false,"video":{"key":"crJ5u4utZ5aYchvn33611","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Cucao y Queilen en Chiloé son las nuevas dos zonas de exclusión pesquera producto de la marea roja que afecta desde hace un mes a parte de la costa sureña, deteniendo la extracción de mariscos.

Por eso es importante saber cómo reconocer un producto del mar contaminado y hasta cuando se extenderá esta alerta, para evitar enfermedades.

Daniel Carrasco, del Departamento de Toxicología de la Universidad de Chile, explicó cuáles son los posibles efectos en las personas tras consumir un producto contaminado. “La marea roja puede concentrar toxinas y en este caso los mariscos filtradores comienzan a concentrar estas toxinas”, dijo.

Una situación riesgosa que puede poner nuestra salud en jaque, sobre todo, según señaló el gastroenterólogo Roberto Merino, debido a la imposibilidad de detectar estas toxinas a simple vista.

“Estas toxinas son absolutamente invisibles, no cambias el sabor, el olor o color de los mariscos. Es muy distinto a lo que pueda suceder con un marisco descompuesto”, señaló.

El fenómeno obligó al cierre de gran parte de las costas de Aysén y Chiloé para la extracción de mariscos de dos conchas, única clase propensa a la contaminación, como choritos, cholgas, almejas y machas.

Estas variedades de moluscos se detectó la presencia de 350 gramos de veneno, cantidad suficiente para generar una parálisis en un ser humano.

Tags:

Deja tu comentario