{"multiple":false,"video":{"key":"cr1N5hpsmogQchvn31214","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Una nueva iniciativa parlamentaria pretende terminar con el acoso sexual en el Metro de Santiago, que consiste en diferenciar los vagones y establecer espacios solo para las mujeres.

“Queremos que el Metro se haga cargo, y el transporte público, del acoso sexual que viven a diario muchas mujeres”, afirmó el diputado Gabriel Silber, uno de los promotores de la iniciativa.

Sin embargo, desde las organizaciones contrarias al acoso callejero rechazaron esta iniciativa, por considerar que promueve la segregación.

Francisca Valenzuela, presidenta del Observatorio contra el Acoso Callejero, asegura que esta medida deposita la responsabilidad del acoso en la víctima.

“No es un problema de espacio, la solución pasa por educar a los varones y a las mujeres para que se respeten en el espacio público”, explicó.

Un estudio realizado en 2015 reveló que el 75% de los consultados ha vivido una experiencia de acoso de distinta índole.

 

Tags:

Deja tu comentario