{"multiple":false,"video":{"key":"crZCotiFiMrschvn35792","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Este miércoles, el Gobierno dio a conocer el proyecto de ley Pago Oportuno, que busca agilizar el pago de las empresas a sus proveedores, con el fin de entregarles un mayor grado de certezas, lo que impacta directamente en el grado de inversión y, por ende, en el crecimiento del país.

“Vamos a acotar los plazos de pago de las facturas a un máximo de 60 días, y a partir de ese día 60 -o menos, si las partes así lo convienen- se van a empezar a devengar intereses en favor de quien vendió el producto o el servicio, independientemente del tipo de empresa que se trate, sean de un sector o de otro”, señaló el presidente Piñera.

Sin embargo, en base al déficit fiscal, el mandatario aclaró que el sector público tendrá un plazo de tres años para ajustarse a esta ley.

Por su parte, Piñera explicó también que esta nueva normativa requiere de otras modificaciones:

1- Establecer la Obligación de la emisión electrónica de la guía de despacho.
2- Limitación al cambio del valor original de la factura, una vez aceptada por parte del comprador. Después de 8 días de aceptada la factura, no se van a aceptar notas de crédito y se buscarán otros mecanismos si hay que hacer compensaciones. Esto dará certeza en el plazo y monto de la factura.
3- A partir del día convenido, y no más de 60 días máximo, la factura devengará intereses y se incorporará en la deuda de la empresa.
4- El uso del IVA crédito fiscal sólo será posible después del pago de la factura.
5- Se generará información pública sobre el comportamiento de pago de empresas, de forma de que aquellas que pagan en forma oportuna se vean reconocidas por la ciudadanía.
6- Se modificarán las condiciones para la entrega del sello ProPyme.

Tags:

Deja tu comentario