{"multiple":false,"video":[]}

El papa Francisco anunció que cuando se haya probado que un religioso ha cometido abusos sobre un menor, no podrá presentar recurso alguno a su condena y aseguró que jamás le concederá la gracia.

El pontífice hizo este anuncio al recibir a los miembros de la Comisión para la Protección de los Menores, organismo que creó hace cuatro años para realizar una labor de educación y prevención de los abusos a menores en el seno de la Iglesia católica.

Francisco, que tenía un discurso escrito, lo dejó de lado para hablar “espontáneamente” de algunas de las preocupaciones y acusaciones de retraso que han surgido sobre cómo la Iglesia está afrontando el problema.

Para Francisco cualquier persona que haya cometido un abuso “está enferma” y no se la puede perdonar porque “dentro de dos años puede volver a suceder, porque tenemos que meternos en la cabeza que es una enfermedad”.

Francisco sentenció entonces que, aunque existe la posibilidad de que el condenado pueda pedir la gracia al papa nunca la firmará. “Yo no he firmado nunca una gracia y nunca la firmaré”, aseguró.

 

Tags:

Deja tu comentario