{"multiple":false,"video":[]}

La visita del Papa Francisco es uno de los eventos más esperado, y que ha causado mucha división en los distintos sectores de la sociedad.

Bajo este contexto, salió a la luz una supuesta carta donde la máxima autoridad del Vaticano trato de pedir la renuncia de los obispos que defendieron al cura Fernando Karadima, acusado de delitos de abuso sexual.

La misiva señala que está “consciente que la situación de la Iglesia de Chile es difícil debido a todas las pruebas que han tenido que soportar”. Además, agrega que el representante del Vaticano en Chile planeó exhortar al obispo de Osorno, Juan Barros, a “un periodo sabático (un año, por ejemplo) antes de asumir otra responsabilidad pastoral como Obispo diocesano”.

Esta estrategia se repetiría con los otros dos obispos que estaban involucrados, pero todo se frustró cuando el nuncio Ivo Scapolo, representante del Vaticano en nuestro país, comunicó este plan al obispo Barros. “Como ustedes podrán comprender, este comentario del Sr. Nuncio complicó y bloqueó todo eventual camino ulterior en el sentido de ofrecer un año sabático”.

Tags:

Deja tu comentario