El papa Francisco recibió en el Vaticano a los miembros del Comité permanente de la Conferencia Episcopal, que le informaron del “camino que tomó la Iglesia en Chile después de la reunión de mayo” sobre el escándalo de abusos sexuales a menores cometidos y encubiertos por religisosos.

El portavoz del Vaticano, Alessandro Gisotti, confirmó que, como ya habían anunciado por los obispos, la audiencia fue “solicitada por la Conferencia Episcopal de Chile después de la asamblea plenaria de noviembre de 2018” con la “intención de dar a conocer al Santo Padre el camino que tomó la Iglesia en Chile después de la reunión de mayo”.

En esa reunión, Francisco convocó a los 34 obispos chilenos, que presentaron su renuncia en bloque y reconocieron que habían cometido “graves errores y omisiones” ante la crisis por los abusos sexuales que cometieron durante décadas miembros del clero del país.

Te puede interesar: Bolsillo de la Iglesia Católica chilena en crisis: Aportes del 1% cayeron tras escándalos de abuso sexual y encubrimiento

En la audiencia participaron el presidente de la Conferencia Episcopal, Santiago Jaime Silva Retamales; el arzobispo de La Serena, René Osvaldo Rebolledo Salinas; el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati; el obispo de San Bernardo, Juan Ignacio González Errázuriz, Vescovo di San Bernardo y el administrador apostólico de Rancagua, Luis Fernando Ramos Pérez.

Hasta la fecha, el papa Francisco ha aceptado las renuncias de siete obispos, mientras que aún no se ha tomado alguna decisión sobre el resto de los prelados del país, así como ha expulsado del sacerdocio a dos exobispos y dos sacerdotes.

La Fiscalía investiga actualmente 148 casos de presuntos abusos sexuales cometidos por personas vinculadas a la Iglesia católica que afectan a un total de 255 víctimas.

Tags:

Deja tu comentario