{"multiple":false,"video":[]}

Un lamentable final tuvo una pareja que vendió todas sus pertenencias para realizar su proyecto de vida: viajar en un barco por los mares de todo el mundo.

Para conseguir esto vendieron todas sus pertenencias, dejaron la vida citadina y junto a su perro de la raza pug emprendieron una travesía que buscaba cambiar sus vidas.

No obstante, y luego de solo dos días de viaje, el barco de ocho metros y medio golpeó unos bancos de arena que acabaron con los sueños de la pareja, y que terminaron con la embarcación bajo el agua.

Pese a esto el protagonista de esta historia, Tanner Broadwell, dijo: “No me voy a rendir ahora, voy a conseguir otro barco. No podemos renunciar a nuestros sueños”.

Tags:

Deja tu comentario