{"multiple":false,"video":{"key":"csbRVgKhnhxkchvn36097","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Por más de dos horas declaró frente a la Fiscalía Regional de O´Higgins el párroco de Peumo, Héctor Fuentes, en calidad de imputado en el denominado caso “La Familia”, que investiga supuestos abusos sexuales que pesan sobre sacerdotes de la diócesis de Rancagua.

Con esta diligencia, Fuentes se transforma en el primer sacerdote en declarar de los 14 suspendidos en esa diócesis y que terminó con el Obispo de Rancagua Alejandro Goic pidiendo disculpas por no investigar oportunamente la denuncia, realizada por una persona cercana a la Iglesia.

Al respecto, Francisco Javier Donoso, abogado de Héctor Fuentes, señaló que “todo aquello que la Fiscalía preguntó fue entregado al tenor de lo que el mismo obispo no pidió”, destacando además las declaraciones del obispo Goic, tras una misa realizada el sábado, quien habría señalado que “los 14 sacerdotes eran inocentes, salvo un caso”.

 

Tags:

Deja tu comentario