{"multiple":false,"video":[]}

Hace poco más de un mes, un pasajero fue bajado de un vuelo que iba desde el aeropuerto de Gran Canaria rumbo Ámsterdam, debido a su fuerte e insoportable mal olor.

Los tripulantes intentaron llevarlo hasta la parte trasera del avión, luego que varias personas vomitaran y cayeran enfermas a causa de su hedor, sin embargo, quienes iban en ese sector también reclamaron, por lo que finalmente aterrizaron de emergencia en Portugal para bajarlo.

Finalmente, Andrey Suchilin, quien viajaba junto a su esposa, fue a parar directo a un hospital portugués, porque estaba afectado por una extraña patología.

Se trata de Fascitis Necrosante, una “bacteria comecarne o devoradora” que destruye los tejidos y se extiende rápidamente por el organismo. En otras palabras: se estaba pudriendo vivo, por lo que terminó muriéndose.

Esta bacteria la habría contraído tras herirse con corales durante sus vacaciones y, tal como lo explican revistas especializadas en la ciencia, entre ellas, ScienceAlert, son los detonantes de la “bacteria comercarne marina”.

Tags:

Deja tu comentario