{"multiple":false,"video":{"key":"csimSVR15QA6chvn36955","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Las Rejas y camino Melipilla fueron algunos de los sectores donde se realizó una fiscalización a los automovilistas, con el fin de saber cuántos respetan el límite de velocidad urbano, el que tras el anuncio de la Cámara Baja, se redujo de 60 a 50 kilómetros por hora, velocidades que están lejos de la realidad en que se desplazan muchos conductores.

El proyecto ya concluyó su tramitación en el Congreso y quedó en condiciones de convertirse en ley, según informó radio Cooperativa, lo que generará un cambio que espera reducir las tasas de accidentes y muertes producto de ellos.

Las primeras medidas tras el anuncio se realizaron en la comuna de Peñalolén, donde comenzaron a cambiar la señalética, lo que permitirá comenzar a cursar infracciones, mientras que la ley cumpla con su publicación en el diario oficial.

Así lo señaló la alcaldesa de ese municipio, Carolina Leitao, quien precisó que “nosotros los municipios tenemos la facultad para reducir la velocidad, y hoy yo puedo fiscalizar con este letrero esta velocidad porque yo hice el cambio de velocidad en esta calle”, dijo, mientras que en los sectores donde la señal no sea cambiada, seguirá rigiendo el máximo de 60 kilómetros por hora.

 

Tags:

Deja tu comentario