{"multiple":false,"video":[]}

Una historia digna de ‘Amistades insólitas’ es la que se desarrolla en Essex, Inglaterra, luego que se conociera que un perro de la raza labrador adoptara a nueve patitos que quedaron huérfanos producto de que un zorro se comiera a su madre.

La intrigante historia se dio a conocer a través de BBC, donde se aprecia al ‘mejor amigo del hombre’ asumiendo un rol extrañamente se ve en el reino animal, ya que se transformó en la madre adoptiva de los pequeños y tiernos patitos.

De esta manera el perro ha sido la atracción del lugar, ganándose los corazones de los residentes y de los internautas.

Tags:

Deja tu comentario