{"multiple":false,"video":[]}

Este domingo, se realizó un nuevo censo de población, vivienda y comunidades indígenas en Perú, con el fin de empadronar a los más de 30 millones de habitantes.

En medio de este proceso, una joven censista fue violada por un hombre al que había encuestado minutos antes en Lima, según denunció el hermano de la víctima a los medios locales.

La mujer, de 36 años, había acudido a censar una vivienda en el distrito de Villa El Salvador, como parte de la labor organizada por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), pero al culminar con el cuestionario, el hombre que la recibió la retuvo en su casa.

El sospechoso, identificado como Marco Antonio Luz, encerró a la censista en su casa y la condujo a una habitación, donde abusó de ella.

Tras huir del lugar, la mujer acudió a su hermano para denunciar el delito, dado que su familiar era coordinador del INEI en la zona y tenía a su cargo a otros cinco empadronadores.

El hermano de la víctima denunció ante la prensa que otro supervisor del INEI le ofreció dinero para que no haga público el abuso sexual, pero que lo rechazó y presentaron el caso ante la comisaría policial del sector.

Horas después del hecho, la Policía Nacional detuvo a Luza para ser interrogado por el fiscal de turno y el examen médico legal confirmó la violación de la víctima.

La ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Ana Choquehuanca, declaró que “no vamos a dejar que la persona agresora salga en libertad. Pediremos la prisión preventiva”.

Otros censistas que participaron del proceso también sufrieron incidentes, como asaltos y robos en las ciudades de Chiclayo, Sullana y Trujillo.

Tags:

Deja tu comentario