{"multiple":false,"video":{"key":"cqjofnUPITkEchvn20307","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Por más de siete horas se extendió la exhaustiva reunión entre el ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes y los dirigentes de los pescadores artesanales de Chiloé con el fin de lograr destrabar el conflicto en torno al bono de 100 mil pesos ofrecido por el Gobierno, pero no lo lograron.

Las divisiones al interior del grupo de los dirigentes no permitieron un consenso respecto al nuevo ofrecimiento del Gobierno, por lo que no se aceptó la oferta.

El ministro Céspedes indicó que “lamentamos el hecho de que aún no hayamos llegado a un acuerdo”, añadiendo que “la propuesta es buscar apoyo a las familias que están en situaciones difíciles con sus familias. Es un primer pago solidario de 300 mil pesos y un segundo aporte de 150 mil pesos”.

Además, la autoridad fue enfático en señalar que está era la última propuesta.

Por su parte, el dirigente de pescadores de Ancud, Pablo Oyarzo sostuvo que “yo no sé si el presidente de esta mesa va a seguir pero si ustedes quieres que este paro sigua, yo voy a estar con ustedes”.

Cabe recordar que el Ejecutivo había realizado un nuevo ofrecimiento de 300 mil pesos en una primera instancia, y luego para los 60 y 90 días después serían 150 mil pesos.

Si bien los dirigentes habían puesto en la mesa un bono de 400 mil pesos, lo que quieren es que los pagos posteriores se aumenten en 100 mil pesos, es decir, que queden en 250 mil.

 

Tags:

Deja tu comentario