{"multiple":false,"video":[]}

El consulado de Venezuela en Miami, Estados Unidos corre riesgo de ser desalojado por una deuda en el pago del arriendo, que se mantiene desde septiembre de 2017.

La oficina consular -cuya reapertura fue ordenada la semana pasada por el presidente venezolano, Nicolás Maduro- enfrenta una acción judicial, presentada por el dueño del inmueble, quien solicitó el desalojo ante un tribunal de Miami el pasado 15 de febrero.

Una semana antes, los propietarios pidieron a Venezuela pagar la deuda de 142.000 dólares (unos casi 84 millones de pesos chilenos) o abandonar el lugar.

En 2012, el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez ordenó el cierre del consulado en Miami, después de que las autoridades estadounidenses expulsaran a la cónsul, Livia Acosta Noguera.

Pese a su cierre, Venezuela siguió pagando el alquiler del inmueble, ubicado en un edificio de Brickell, el distrito financiero de Miami.

Tags:

Deja tu comentario