{"multiple":false,"video":[]}

#ChaoBolsasPlásticas fue el hashtag promovido por el Gobierno en el anuncio del envío de la indicación que pretende terminar con estos artículos en todo el comercio.

Sin embargo, ahora hay críticas no por el contenido de la medida, sino que por una polémica compra.

Presidencia pagó $33 millones en bolsas plásticas tras una licitación a cargo del área de Bodega del Departamento de Abastecimiento. Las bases no exigían que aquellas fueran biodegradables.

La licitación fue adjudicada a la empresa Plastival el 2 de abril, seis días antes del anuncio de Piñera.

La idea era cumplir con el suministro de bolsas durante 36 meses para la Dirección Administrativa de la Presidencia de la República.

Según, Mercado Público, serán 21 mil bolsas de basura de color verde, 17 mil negras, 489 mil para cubiertos del cacino y 300 mil paquetes de 10 mil unidades de bolsas de 30×10, entre otras.

Radio Biobío consigna, además, que no hay precisión sobre la composición de las bosas, por lo que no se sabe si son biodegradables, y recogen que La Moneda explicó que los artículos comprados son para la basura y residuos orgánicos, mientras que la ley apunta a prohibir las bolsas de empaque, que se entregan en el comercio.

Tags:

Deja tu comentario