{"multiple":false,"video":[]}

Una noche de terror vivió una camarera que trabaja en el bar Jamaica Inn en el condado de Cornwall, en Inglaterra, luego de vivir una experiencia paranormal mientras se preparaba para iniciar su turno nocturno.

Mientras la joven se encontraba en la cocina, realizando algunas labores propias de su trabajo, fue sorprendida luego que el teléfono, ubicado en la pared, saltara repentinamente, sin que haya intervenido ninguna otra persona.

Así lo confirman las diversas tomas captadas por las cámaras de seguridad que, de distintos ángulos, muestra como el aparato se desprende sin que ninguna persona lo haya hecho.

Según informaron medios británicos como el “Daily Star”, el espeluznante hecho ocurrió el pasado 23 de octubre de 2017, en la posada histórica en la localidad de Bodmin Moor, lugar que saltó a la fama por ser el escenario de la novela de 1936 de Daphne du Maurier, según informó el mismo medio.

El hecho motivó a un grupo de “cazafantasmas” a trabajar en el lugar para dar con el supuesto “poltergaist” que habita en el histórico sitio.

Tags:

Deja tu comentario