{"multiple":false,"video":[]}

El ex jugador de rugby Sam Ballard tuvo un drástico giro en su vida luego de tragarse una babosa tras perder una apuesta.

El hecho ocurrió el 2010, en su cumpleaños 19 que celebraran en Sídney, Australia.

De acuerdo con lo informado por The Daily Telegraph, este juego cambió la vida de Sam ya que se le diagnosticó una infección en el cerebro “a causa de un parásito conocido como Angiostrongylus Cantonensis, que estaba en la babosa”.

  • LA ENFERMEDAD

Estos moluscos generan la enfermedad meningoencefalitis eosinofílica. Sus síntomas son convulsiones, problemas neurológicos, náuseas, vómitos, entre otros. Sin embargo, Sam quedó tetrapléjico por esto, al estar 420 días en coma.

  • CAMPAÑA

Desde el 2013 que los amigos y familiares de Sam han organizado distintas campañas para reunir fondos para ayudar a la familia del joven.

La familia tuvo al acceso al Plan Nacional de Seguro de Discapacidad de Australia, pero en septiembre del 2017 bajaron el monto que recibieron. Es por esta razón, que ahora trabajan para encontrar una solución y así poder seguir costeando sus tratamientos.

Tags:

Deja tu comentario