{"multiple":false,"video":{"key":"csdtovll53Fgchvn36292","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

El presidente Sebastián Piñera, en compañía del ministro del Interior, Andrés Chadwick, llegó hasta el Hospital de Carabineros, donde recibió la noticia sobre el fallecimiento del cabo primero de Carabineros Óscar Galindo, quien recibió dos balas en su cabeza en medio de un ajuste de cuentas entre delincuentes en la comuna de La Pintana.

Al respecto, el presidente anunció que, a raíz de este lamentable hecho, “el Gobierno se va a querellar contra el autor de este cobarde y cruel asesinato”.

“Todo asesinato es grave, pero cuando se asesina de esa manera, por unas cuentas que se cobraban una banda con otra, a un carabinero que estaba cumpliendo con su labor, el crimen es aún más grave”, afirmó el presidente.

Además de la querella anunciada, Piñera fue enfático en decir que “vamos a tomar todas las medidas a nuestra disposición y que son necesarias para que este crimen se esclarezca lo antes posible y que el culpable enfrente a la justicia y pague por su acción”.

Además, el mandatario confirmó que se había reunido con la viuda de la víctima, Priscila Lavanderos, también cabo primero de Carabineros, quien le manifestó que “ella sabía muy bien que el hecho de ser parte de Carabineros de Chile significa asumir muchos riesgos”.

Al respecto, el General Director de Carabineros, Hermes Soto, indicó que “no vamos a descansar hasta que esto sea aclarado”, dijo, mientras ya se comenzaron a realizar las diligencias para dar con el paradero del autor de los disparos.

 

Tags:

Deja tu comentario