{"multiple":false,"video":{"key":"crR7Dzvq4uXSchvn34699","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

El ex recinto del SENAME, Padre André Jarlan, que fue cerrado por evidente mal estado y condiciones deplorables, ahora será traspasado a manos de la Municipalidad de Coquimbo, siendo así el primer centro de esta categoría administrado a manos del municipio.

El municipio encabezado por el alcalde Marcelo Pereira tendrá un inmueble más moderno y adaptado a los diferentes acondicionamientos especiales que requieren los 18 niños con discapacidad severa que alberga el centro.

En este sentido, el Colegio Médico tendrá un rol fundamental, ya que el Departamento de Salud de la Municipalidad de Coquimbo deberá fiscalizar el correcto funcionamiento de las prestaciones de salud en el recinto.

El alcalde de Coquimbo señaló que mediante un decreto de emergencia logró liberar el monto necesario para reconstruir el centro y dejarlo en el estado correcto que requieren estos menores en riesgo social.

 

 

Tags:

Deja tu comentario