{"multiple":false,"video":{"key":"csgXbBustWj8chvn36785","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Julio Lorca, profesor de música, pasó por una de las peores situaciones que le puede pasar a una persona: estar preso siendo inocente.

Este hecho ocurrió el 2014, donde su vida cambió drásticamente y fue acusado de abuso a una niña de 13 años síndrome de Down del colegio Altamira de Peñalolén.

En su momento pedían 10 años de cárcel para el docente, quien finalmente estuvo 17 meses privado de libertad y posteriormente se comprobó su inocencia.

“Yo sufrí algunos momentos bien difíciles estando sobre todo en celdas de abogados públicos, donde me vi rodeado por personas que intentaron golpearme”, expresó Julio Lorca.

A lo anterior agrega que estando en la cárcel: “sufrí en dos o tres ocasiones amenaza a mi integridad física”.

Tags:

Deja tu comentario