{"multiple":false,"video":{"key":"crYk2GjlWHqQchvn35596","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Con la aparición de los dientes en los niños o problemas de cólicos, algunas madres han recurrido a soluciones que van más allá de la medicina tradicional.

Hablamos de los collares de ámbar, una resina natural a la que se le atribuyen propiedades curativas que, sin embargo, la ciencia aún no ha comprobado.

“Se lo puse a los dos meses y el tema de los dientes no lo noté enseguida, pero si disminuyó considerablemente el babeo”, dice Ángela Casanueva, quien decidió comprar uno de estos collares con tan buenos resultados que decidió colocar su propia empresa.

“Llegan diariamente las mamas que nos compran y no cuentan que ha sido un verdadero calmante para este proceso”, señaló.

Según explicó este collar permitiría ayudar a malestares provocados por la dentición, cólicos, dolores de crecimiento y de oído fibra y asma, entre otras cosas.

No obstante, desde la vereda científicas los profesionales dudan de sus atribuciones.

“Comer o tomar ámbar no tiene ningún asidero científico que yo tenga entendido. Por eso no veo ninguna de esas propiedades que le otorga al bebé”, señaló el investigador de la Universidad Central Iván González.

Tags:

Deja tu comentario